4 (80%) 2 votes

Por fin hemos podido probar el nuevo motor Bosch Performance Line CX 2020 en una versión definitiva “de serie

Cuatro años han pasado desde que Bosch lanzó su versión Performace Line CX 2016 destinado al e-mtb; los ingenieros de Bosch se han estrujado la cabeza hasta lograr reducir su tamaño nada menos que en un 48%  y han bajado el peso en 1.1 kg (2.9 kg 2020 frente a 4 kg) haciendolo competir con el motor de Yamaha y shimano. Tambien es cierto que el motor mas compacto y pequeño pero si incorpora la batería de 625Wh equiparas peso y tamaño con el motor de generación 2 y la batería de 500Wh

El Bosch Performance Line CX 2020 «a primera vista»

Lo cierto es que, motor en mano, el tamaño es prácticamente igual  al motor Shimano STEPS E-8000, pero subidos en la afortunada bici que lo equipa resulta ser un poco más “panzón” que su oponente asiático y, quizás, algo desaliñado de aspecto. Su perfilado lado izquierdo sobresale algo más y el derecho, que ahora viene con plato “normal” de 32-34 dientes (Bosch abandona aquel piñón de ataque de 14-16 dientes), queda más cuadradote pero alineado con el cuadro. En cualquier caso, comparado con su antecesor, este nuevo motor Bosch Performance Line CX 2020 es claramente más pequeño e integrable en una e-mtb moderna ¿Será realmente un 48% menos?

Avances sobre los motores bosch tradicionales

Mayor autonomía y eliminar la fricción estática

EL nuevo conjunto motor/batería Bosch Performance Line CX 2020 viene equipado con una batería de mayor capacidad (625 wh, un 25% más) y 6,7 cm más larga que la actual por lo que no es compatible con el modelo actual. Pero no acaba ahí el aumento real a la hora de recorrer más kilómetros con nuestra e-bike. Bosch anuncia una disminución del consumo en nada menos que un 18%. Sin tomar este dato al pie de la letra, extrapolando con la casi  total ausencia de fricción interna (principal talón de aquiles del Bosch Permormace Line CX 2019) podemos decir, sin equivocarnos mucho, que la cifra total de “rendimiento” puede rondar el 35% final.  Lo que traducido en kilómetros conseguirá que una ruta de 50 km con la anterior versión se estire hasta casi los 70 kilómetros con el mismo esfuerzo en la versión 2020. Si es verdad que rodando con el se nota una mejoría considerable en el rozamiento cuando circulas con el motor apagado o bien pasas de 25Km/Hora

Este ahorro de consumo se produce sobre todo yendo en modos bajos de asistencia (Eco-Tour), claro. Apretando el turbo a fondo ese 18% teórico de Bosch baja.

 

Aquí también hay que destacar que, al igual que ocurre en los tan de moda coches eléctricos, una cosa son los vatios totales de capacidad “bruta” anunciados y otra, muy distinta, la gestión BMS (cerebro de la batería que los controla y regula). Es decir, lo que viene a ser la capacidad “real” con la que podemos contar.

Cómo decía anteriormente podremos pedalear con el motor desconectado, Los que hemos sufrido el Performance Line CX Gen2 a la hora de quedarnos sin batería, estamos de enhorabuena. Como os comentaba, Bosch en el Performance LIne CX 2020 ha eliminado casi por completo esa resistencia al avance cuando pedaleamos con poca asistencia o incluso sin ella. Ahora pasar de 25 km/h no supone más freno que el sobre peso de nuestras queridas e-bike e incluso los más fuertes podrán recorrer largas distancias llaneando con el motor en «modo off».

Otro tema que se ha revisado y era necesario ha sido el famoso factor Q (separación entre bielas) reduciéndolo a 174 mm, equivalente a una bici normal.

¿Más potencia?

Este nuevo motor Bosch Performance Line CX 2020 anuncia los mismos 75 Nm del modelo anterior. Tras probarlo a fondo mis impresiones son muy claras. Es un motor que funciona muy bien sobre todo resolutivo en situación real ya su aceptación por los clientes es muy buena y lo montan la mayoría de marcas, eso si, no se acerca ni de lejos al nuevo motor Flyon que monta Haibike en los modelos tope de gama. En breve haremos un post con las sensaciones del motor Flyon de Haibike. Despues de probarlo es una verdadera maravilla, te permite subir por desniveles implantables para el resto de motores.

Mayor suavidad, sin tirones y sin perder empuje instantáneo

Sin duda, la suavidad y «nobleza» con la que interactúa este nuevo motor me han dejado con una sonrisa de media cara que todavía conservo al escribir este artículo. ¡Qué suavidad! ¡Qué elasticidad! El nuevo motor Bosch Performance Line CX 2020 es un  prodigio de efectividad al servicio del ciclista. La exquisita entrega de par en cualquiera de sus cuatro niveles de asistencia con independencia a la cadencia de pedalada que llevemos es más que reseñable. No hay tirones. Bosch crea un precedente en el mundo de las e-bikes.

En cuanto a la tracción llevada al límite, trepar por trialeras pedregosas y súper empinadas se convierte en un juego de niños. Como si de un control de tracción se tratara, la rueda trasera no patina y si lo haces es de forma controlada, sin brusquedades, lo que, sobre todo en modo Turbo, se agradece y de qué manera. Tambien hay que decir que tanto la Mondraker Crafty RR como la Lapierre Overvolt AM 7.6 han trabajado mucho la geometría para conseguir un grip de subida realmente increíble.

¿Hace menos ruido que su antecesor?

Si, el nuevo Motor Bosch Performance Line CX suena claramente menos, hasta aquí era relativamente fácil conseguirlo para los ingenieros alemanes. Al eliminar la desmultiplicación interna del modelo anterior (2.5 vueltas plato – 1 de bielas) el ruido por arrastre se ha reducido pero… ha cambiado de frecuencia. Ahora es un sonido más agudo, metálico.

 

Conclusiones sobre las bicicletas electricas con motor bosch 

El nuevo motor Bosch Performance Line CX 2020 es sencillamente genial. Auna prestaciones, control y calidad en su nuevo tamaño “compact”  sin perder un gramo de interactividad con nuestras piernas. Ese empujón mágico que caracteriza a todas las e-bike, se ve reconfortado con este nuevo motor Bosch Performance Line CX 2020 y la experiencia de tantas emociones compartidas, sin duda, se puede convertir en mística, de ti depende.